America Latina en el nuevo presupuesto de Noruega: Hacia una politica menos integral

Una primera lectura del  presupuesto nacional, ofrece pocos motivos de optimismo para aquellos de nosotros que deseamos que  Noruega  tenga un rol importante en América Latina. La  asignación regional se reducirá en 40 millones de kroner[1], de 184 a 144 millones, después de haber sido reducida en 41 millones el año pasado. Esto significa que el presupuesto actual es un 36 por ciento más bajo de  lo que el gobierno de coalición rojo-verde (Gobierno de Stoltenberg) dejó antes de su retiro en el año 2013. Al mismo tiempo,  hay  9 países latinoamericanos entre los 32 países, donde Noruega dejará de asistir económicamente. De esta manera, puede parecer que Noruega va saliendo de Latinoamérica. Pero esto  no es totalmente cierto,  Noruega seguirá estando presente a través del compromiso ambiental y las inversiones; será la asistencia económica en temas de derechos humanos y democráticos donde aparentemente tenderá a reducir. Esto preoccupa en una región que se caracteriza cada vez más por conflictos de recursos naturales y viejas y nuevas formas de violación contra los derechos humanos.

La asignación regional a América Latina llegó por primera vez en el año 2007. Anteriormente la asistencia económica constituía cerca de  165 millones de kroner los cuales se dividían entre Nicaragua, Guatemala y una donación regional para América Central. Además de lo que se canalizaba a través de organizaciones no gubernamentales y otras direcciones. En el presupuesto para el año  2007 el nombre de objetivo fue cambiado de América Central a América Latina y aumentó a 246 millones. Hubo un aumento de casi el 50 por ciento, y este  fue a una serie de iniciativas de apoyo a las nuevas apuestas en materia de política social, derechos humanos, desarrollo, democracia y a las buenas prácticas gubernamentales. El presupuesto se mantuvo casi al mismo nivel en los próximos dos años, y luego se recortó antes que se propusiera un  aumento para el 2014.

Pero la asignación regional nunca ha constituido toda la ayuda para a América Latina. Además, llega el dinero que se canalizan a través de las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), el Sistema Multilateral, Norfund (Fondo Noruego de Inversión para Países en Desarrollo) y el Ministerio de Clima y el Medio Ambiente. Es a través del presupuesto de este último que se ha transferido los grandes sumas de dinero a América Latina, y es con estos fondos que Brasil se ha convertido en el país que recibe más asistencia desde Noruega. El respaldo a través del Fondo Amazonía para Brasil fue de 3922 millones de kroner el año pasado, es decir 27 veces más que la asignación regional. Representó el 98,4 por ciento de la ayuda para Brasil. En el presupuesto de este año del Ministerio de Clima y el Medio Ambiente, se menciona que  puede  haber grandes proyectos con Colombia, Ecuador y Perú. Perú y Noruega ya han firmado un acuerdo de 300 millones de kroner para la preservación de  la selva tropical. Por consiguiente,  podemos durante los próximos años llegar a la paradójica situación de que algunos países de América Latina figuraran a un nivel más alto en las estadísticas de Norad  como receptores de ayuda desde Noruega,  a pesar de que el gobierno ha perfilado en sí  la reducción para Latinoamérica.

Lo segundo que aparece en el presupuesto de este año es que 9 países de América Latina se encuentran entre los 32 países que ya no recibirán ayuda de Noruega. Entre estos se encuentran: Argentina, Belice, Chile, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, México, Uruguay y Venezuela. Tres de estos países: Venezuela, Argentina y Uruguay no han recibido ningun tipo de ayuda de Noruega los últimos años, por lo tanto no será  una gran pérdida  para ellos. Más bien, se puede sospechar que el gobierno quiere poner al descubierto el distanciamiento con autoridades  con las cuales no comparte la misma visión política. Tampoco los otros  países de  la lista que han tenido recorte han recibido alguna suma para hablar del tema, con excepción de Chile que recibió 56 millones el año pasado, dirigido principalmente al desarrollo de energías limpias.

Aunque la cantidad de ayuda  fuera del Fondo Amazonia es pequeña, el significado del recorte presupuestario estatal significa que Noruega tiene menos flexibilidad en cuanto a hacer lo que sabe hacer. Es decir, ser un actor que a menudo puede tener un rol  pequeño, pero aun así importante en procesos basados en la confianza que se  ha desarrollado a través del tiempo y  también participando en la búsqueda de soluciones a conflictos. El rol que juega en el proceso de paz en Colombia se basa en que el país hace tiempo ha apoyado los derechos humanos y objetivos humanitarios en Colombia, y se ha mostrado como un actor en el cual se puede confiar. Noruega no es un actor grande en Colombia, pero con la ayuda del tiempo  y la flexibilidad ha sido capaz de desempeñar un papel importante. El mismo pensamiento quedo en Guatemala, y parcialmente en El Salvador y Brasil, donde se ha tratado de contribuir a mejorar las relaciones entre las empresas, los sindicatos y el gobierno. En  Perú el último tiempo se ha tratado de contribuir positivamente al diálogo entre las diferentes partes en conflictos sobre los recursos naturales.

El problema con el perfil del presupuesto que se presentó ayer es que una serie de iniciativas, tanto en términos de inversión y medioambiente siguen su rumbo, por el contrario no se invierte en la contribución  a  garantizar los derechos de los que suelen ser los perdedores en estos proyectos, que son los pueblos indígenas y los campesinos pobres. El compromiso de Norfund continúa en América Central, donde, entre otras cosas, hay importantes inversiones en Honduras, país devastado por la violencia. También hay otras inversiones importantes en  recursos naturales en la región andina y Brasil. Como he escrito anteriormente, es una gran disyuntiva  apoyar a  los indígenas y los movimientos sociales que protestan  en contra de  proyectos, tales como de construcción de energía hidroeléctrica y al mismo tiempo apoyar a los promotores. Sin embargo, estos no son problemas sin solución. Noruega anteriormente ha apoyado la búsqueda de soluciones enfatizando dialogo, derechos humanos y protección jurídica. Es mucho peor que simplemente se apoye a una de las partes. Puede parecer como que podría haber más de esto en el futuro.

Lo que esto significará para el área de investigación sobre América Latina todavía  no lo sabemos. La apuesta al conocimiento en relación con América Latina fueron motivados por la idea de que América Latina pasaría de ser una "región en desarrollo" para ser un "socio" al enfrentamiento  de desafíos globales, tales como el medio ambiente y la crisis de clima, la política de distribución global y la política de seguridad. En muchos sentidos, se puede  decir que ahora  el gobierno actual conservador realmente toma las consecuencias de la misma, y como tal no tiene consecuencias para la apuesta al conocimiento.

Pero la verdad es que más allá de la iniciativa a Amazonas y casos  individuales dentro de la ONU,  y con excepción de Brasil, América Latina nunca ha sido un socio clave a nivel mundial. La verdad es también que muchos de los países latinoamericanos aún tienen grandes desafíos internos que exigen  atención y que en muchos casos requieren apoyo externo. Cuando un menor número de organizaciones noruegas y burócratas están involucrados en asuntos de América Latina,  el interés en la cooperación profesional puede disminuir. No obstante, sería muy lamentable después de haber usado tantos recursos y  haber logrado construir una entidad tan fuerte estos últimos 6-7 años.

Esta es una traduccion del blog Statsbudsjettet og Latin-Amerika. Traduccion: Cecilia Reyes Alarcon. La falta de tildes es debido al software, no la culpa de la traductora :-)

[1] 1 dólar (USD)  = 6,6 kroner (NOK)

Emneord: Venezuela, miljø, Dominikanske Republikk, Guatemala, Uruguay Peru, Colombia, Mexico, Bistand, politikk, Argentina, Belize, Costa Rica, El Salvador, Brasil, Ecuador Av Benedicte Bull
Publisert 12. okt. 2014 07:14 - Sist endret 12. mai 2017 11:49
Legg til kommentar

Logg inn for å kommentere

Ikke UiO- eller Feide-bruker?
Opprett en WebID-bruker for å kommentere